32FONDO-NEGRO.png

Lo que llegó para quedarse es el COVID

En dos países de clara referencia para la sociedad mexicana; México y España, están subiendo los contagios y se están asumiendo nuestras medidas de restricción y en el caso de España, de confinamiento.


El proceso de vacunación en ambos países ha sido bueno. Mejor organizado y mucho más cercano al paciente el de México, lo cual vuelve a recalcar la capacidad de nuestro país para responder como sociedad unida en los momentos difíciles.


Todos nos preguntamos qué está pasando. Y la respuesta tiene varias vertientes aparentemente simples:


1) Hay nuevas cepas.

2) El proceso de vacunación, aunque exitoso, no ha cubierto a un alto porcentaje poblacional.

3) Hay descuido en los criterios de higiene y salud.

4) Requerimos mantener los parámetros de sana distancia.


La información sigue vigente en muchas medios on line y off line. Ha bajado ciertamente la intensidad de las informaciones científicas y de los epidemiólogos, apagados en cierta medida por el éxito de las vacunas. Pero la información debe seguir. Se debe profundizar. Se debe difundir. Frente a una pandemia de esta magnitud, sólo la información científica y específica podrá salvarnos.


El entorno de la crisis provocado por la pandemia es mayúsculo, tanto en lo personal, como en los social, como en lo económico. Recaer en una tercera ola sólo provocará más problemas y complicaciones más allá de la salud.


Es de suponer que los gobiernos estén altamente preocupados por esta situación. Puede sobrevenir una pandemia sin estar preparados, dos olas diferentes sin haber puesto las soluciones adecuadas, pero quizá una tercera ola se podía prever y atender.


Los aprendizajes del COVID-19 y sus consecuencias en cada país y en el mundo entero son muy profundos.


Debemos tenerlos presentes y comunicarlos continuamente para que estemos preparados ante estas oleadas que ya nos encuentran heridos y pueden darnos una gran estocada.

13 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo