32FONDO-NEGRO.png

Bienvenida la Diplomacia

Hay conceptos que recuperan su vigor a fuerza de necesidad.


En la crisis ruso-europea, todos los gobiernos implicados, desde Estados Unidos a Europa Central y oriental hablan de la necesidad de la diplomacia.


Fue necesario activar contingentes militares, avisos de sanciones y reuniones de urgencia para regresar al valor diplomático.


La diplomacia sestea en medio de las arenas movedizas de la negociación.


La diplomacia conforma el arte de encontrar soluciones positivas para todos por medio del diálogo y la propuesta.


El problema radica en identificar en primera instancia el bien que busca cada implicado y en segunda, cómo este bien puede convivir con el bien del resto.


La diplomacia ha mostrado a lo largo de la historia su capacidad de llegar a acuerdos que resultan buenos para todos.


No hay mejor momento para pactar que una crisis. Estos momentos específicos que requieren un juicio y una estrategia adecuados obligan a encontrar puntos de negociación.


En toda negociación diplomática se pierde, se gana, se pierde ganando y se gana perdiendo.


En la sinfonía de la diplomacia internacional se requiere conocimiento, experiencia y flexibilidad porque encontrar puntos comunes para intereses distintos constituye un admirable reto.

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo