32FONDO-NEGRO.png

El Super Bowl y la experiencia de marca

El Super Bowl es uno de los eventos más esperados del año, no solo para los amantes del deporte, sino también para las marcas.


Hay quien espera el partido, quien quiere que gane su equipo, quien espera el show del intermedio, el análisis de cantidad de guacamole consumido. Las marcas esperan verse ahí por millones de personas que lo vivan como una experiencia única. Estar en la publicidad de este gran evento implica estar en el corazón del marketing.


Según el más reciente reporte de NBC Universal, la venta de espacios en 2022 rompió récord a diferencia de años anteriores. Con una tasa de $7 millones de dólares por anuncio de 30 segundos.


En esta LVI edición, el domingo 13 de enero, de los más de 70 espacios vendidos, por lo menos 30 han sido para nuevos anunciantes.


La experiencia de marca no está anclada a la costumbre sino a la relevancia del presente.


Aquí las marcas que irrumpen este año en el Super Bowl LVI: son FTX y Crypto.com de criptomonedas (la primera vez que se suman a este tipo de eventos), Sam's Club, Rakuten (la tienda en línea más grande de Japón; el Amazon nipón, presente en la playera del Barça), Booking Holdings Inc. (Plataforma de hospedajes y viajes), Irish Spring (marca de jabones y desodorantes) y Michelob Ultra (Cerveza).


Esto verifica y demuestra que el Super Bowl es un auténtico planeta donde viven y se proyectan las marcas. Una vida que puede durar 30 segundos, pero que transmite una experiencia que marca, nunca mejor dicho, el top of mind de millones de consumidores. Una vez más se demuestra que el impacto cualitativo vitaliza el resultado cuantitativo.

21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo